Orquídea en el gentío

Orquídea en el gentío

 

Bonito el color del pelo de esta señorita, bonito el olor

a abeja de su zumbido, bonita la calle,

bonitos los pies de lujo bajo los dos

zapatos áureos, bonito el maquillaje

de las pestañas a las uñas, lo fluvial

de sus arterias espléndidas, bonita la physis

y la metaphysis de la ondulación, bonito el metro

setenta de la armazón, bonito el pacto

entre hueso y piel, bonito el volumen

de la madre que la urdió flexible y la

durmió esos nueve meses, bonito el ocio

animal que anda en ella.

 

[Antología de aire, 1992]